Get Adobe Flash player

Hemorroides Sangrantes

Hemorroides Sangrantes y sus Causas

hemorrhoids internal external anatomy 300x195 Hemorroides Sangrantes pictureInformación General

Las hemorroides son una enfermedad en la cual los vasos sanguíneos en o alrededor del área rectal se someten a un estrés o esfuerzo y esto provoca dolor, picor, irritación u otras molestias. Las hemorroides usualmente se acompañan con sangramientos. Existe un gran número de razones por las cuales las hemorroides pueden sangrar, pero probablemente Ud. lo notará cuando defeca. Debe saber que si bien es cierto que ver sangre puede ser alarmante, existen algunos Remedios para Hemorroides que pueden ayudar.

Naturaleza de la Condición

El sangrado está relacionado con las Hemorroides Internas ya que la sangre casi nunca acompaña a las Hemorroides Externas. Aunque los doctores usualmente asocian la sangre en las heces con las hemorroides internas existen muchas otras variantes o problemáticas que pueden causar esta combinación, como las fisuras anales o el cáncer. Si la sangre se aprecia sólo cuando se defeca, generalmente se debe a que las hemorroides están sangrando.

Si esta condición se mantiene hasta llegar a agravarse, pueden llegar a desarrollarse las Hemorroides Trombosadas, lo que indica que la sangre se ha coagulado dentro de las mismas y éstas sobresalen del ano. La hinchazón generalmente está acompañada de dolor y picor. El sangrado se produce como consecuencia de la compresión de las hemorroides, generalmente por fricción y debido al estreñimiento. Es raro que se presente un sangrado excesivo como para que la persona tenga que ser tratada por anemia. Sin embargo, si se produce un sangrado excesivo, o si siente un dolor extremo, Ud. debe buscar asistencia médica tan pronto como sea posible.

Cómo bleeding hemorrhoid diagram 300x229 Hemorroides Sangrantes picturesaber si tienes hemorroides sangrantes

Obviamente, la sangre será el indicador más evidente que indique que tiene este padecimiento. No obstante, además de la sangre, existen otros pequeños indicadores que pueden hacerle saber si padece de hemorroides sangrantes. Primeramente, fíjese en el color de la sangre. ¿Es de color rojo brillante o marrón tendiendo al negro? La sangre brillante generalmente indica la presencia de hemorroides sangrantes, mientras que las variaciones de tonalidad más oscura indican otro problema. Debe acudir al médico si nota que su sangre es más oscura de lo habitual.

El sangrado rectal, sea del tipo que sea, no debe ser completamente descartado como si fuese únicamente hemorroides internas. De hecho, el sangrado rectal puede indicar la presencia de fisuras, tejido rasgado o incluso infecciones. Con el fin de diagnosticar correctamente su enfermedad, y para que siga un tratamiento para las hemorroides adecuado, tendrá que visitar a su médico para estar seguro de que está sufriendo de hemorroides. El médico le revisará dentro del recto para asegurarse de que el sangrado corresponde efectivamente a las hemorroides sangrantes. Su médico le podrá decir cuál es su problema y qué tipo de Remedios para Hemorroides es el más adecuado para su caso.

Tratamiento para Hemorroides Sangrantes

¿Qué puede hacer para aliviar sus hemorroides sangrantes? Existen algunas Curas para Hemorroides que le ayudarán a sentirse más cómodo. Los tratamientos para Hemorroides que tiene a su disposición son muy variados. Lea a continuación algunas de las opciones que podrían ser indicadas para su caso.

De Venta Libre

Puede probar las Cremas para Hemorroides que aumentarán su confort. Las cremas o ungüentos ayudan a reducir el picor y la hinchazón así como la sensibilidad asociada a las hemorroides sangrantes.

Escleroterapia

La escleroterapia es una inyección que se administra directamente en el tejido de las hemorroides. Los agentes químicos ayudan a disolver y remover las hemorroides pero no prevé su reaparición.

Ligadura con Banda de Goma o Cirugía

La ligaudura con bandas de goma ayuda a cortar el suministro de sangre a las hemorroides sangrantes por lo que es un método eficaz para eliminarlas. Las bandas de goma tienen un buen índice de éxito pero pueden ser dolorosas a causa de la presión constante. Para los casos más graves de hemorroides sangrantes, el médico puede recomendar la opción quirúrgica. Sin embargo, la  hemorroidectomía es el último recurso, cuando todas las otras opciones han sido ineficaces. Como puede presuponerse, la cirugía es un procedimiento riesgoso que sólo se toma en consideración en el peor de los casos de sangrado hemorroidal.